01 Nov

Ricoh, en el marco del proyecto MAK3RS, ha donado al colegio San José de Calasanz un equipo de impresión 3D y ha formado a 5 profesores del centro para que puedan enseñar al alumnado la utilización de esta innovadora tecnología dentro de un centro escolar. Además ha donado el material de apoyo necesario para poder trabajar en el aula.

La llegada de la impresora 3D permitirá introducir a más de 90 alumnos de ESO de San José de Calasanz en el marco de la impresión 3D. Esta iniciativa posibilitará  diseñar y construir piezas en 3D en las asignaturas de Plática y Visual, Tecnología y Ciencias, utilizando programas de sofware libre como Sketchup, programa de diseño gráfico en tres dimensiones que permitirá a los estudiantes utilizar todas sus herramientas para crear modelos 3D.

Los alumnos , a partir de los sólidos trabajados en el aula, dibujarán a mano las piezas, pasarán luego a formato digital y finalmente se imprimirán la pieza en 3D. La impresora permitirá desarrollar un proyecto estrella en el colegio: Aprendizaje por Servicio (APS) , una iniciativa donde unos alumnos aprenden cubriendo una necesidad del propio centro. En este caso, con las piezas que diseñarán los estudiantes de ESO aprenderán formas, tamaños y colores los niños de Infantil , y geometría y biología , los alumnos de Primaria.

Por este motivo se empezará por diseñar, programar e imprimir piezas como letras, poliedros, órganos humanos a tamaño real, es decir, objetos que de gran utilidad educativa.

Esta interesante iniciativa Mak3rs by Ricoh nace de la colaboración puesta en marcha en enero de 2017 entre Ricoh y Ayuda en Acción, como una línea de refuerzo educativo centrado en la enseñanza de la impresión 3D y con una clara finalidad favorecer la igualdad de oportunidades y la atención a la diversidad.

Leave a Comment